12

FEB

BULEVARES,
BIEN VERDES Y COTIZADOS

Con melodía propia, los bulevares revitalizan la música cotidiana de los barrios. Algunos inesperados, por encontrarse en zonas de avenidas y alto tránsito, como el bulevar Charcas, que nace en su intersección con Coronel Díaz, y otros que se funden con el paisaje del barrio, rodeado de verde y tranquilidad, como el Los Incas. Bulevar viene de la palabra francesa boulevard, que a su vez deviene del neerlandés bolwerk, que significa bastión o baluarte. "Los bulevares en la ciudad de Buenos Aires son muy buscados por el mercado debido a su carácter distintivo que le aporta personalidad y encanto al trazado urbano. Desde el punto de vista arquitectónico, ese espacio aporta un distanciamiento con la línea municipal de construcción opuesta, permitiendo mejores vistas desde las unidades y su mayor luminosidad", comentó Facundo Soldati, gerente de la sucursal Botánico de Soldati.

Respecto de esto, Juan Ignacio Mel, gerente de ventas de Mel Propiedades, destacó: "Son ubicaciones privilegiadas que aumentan la categoría de las unidades que están en su entorno". Con sus tres cuadras de extensión, el bulevar Olleros limita con la Avenida del Libertador, por un lado, y Luis M. Campos, por el otro. Cuenta una bóveda verde de gran altura que recorre su extensión, calles adoquinadas y plazoletas para el disfrute de los vecinos, que la convierten en un tramo muy valorizado. Aquí predominan construcciones de unidades más grandes que el promedio construido en el mercado, en general de cuatro ambientes y algunos de tres. "Los nuevos proyectos sobre bulevares ofrecen unidades, destinando a los contrafrentes, de menor valor por m2, a unidades más chicas", explicó Mel. Esta valorización se observa en la diferencia de precios por m2 que presenta el bulevar con respecto a otra calle de las inmediaciones. Mel detalló: "Sobre el bulevar Olleros el precio del m2 es de 3250 dólares, en cambio sobre Soldado de la Independencia o Gorostiaga el precio del m2 ronda entre 2900 y 3000 dólares ".

A poca distancia, en la zona del Botánico está el bulevar de la avenida Cerviño, recientemente puesto en valor por el GCBA. Las obras que lo revitalizaron concluyeron en junio, encaradas por la Secretaría de Gestión Comunal y Atención Ciudadana. Se expandió el bulevar al quedar las sendas peatonales contenidas allí. El área verde se rediseñó para aportar una mayor superficie absorbente a la ciudad y se crearon nuevos sectores de estar y espacios con equipamiento urbano con cestos, bancos, mesas, bicicleteros y bebederos.

"La ciudad prioriza cada vez más la construcción de bulevares para ampliar la superficie verde del barrio, recuperar parte de las sendas peatonales y evitar accidentes. Creemos además que es fundamental para la ciudad poder recuperar espacios que le den prioridad al paso de los peatones y que nazcan nuevos puntos de recreación para toda la familia", expresó Eduardo Macchiavelli, titular del área de Gestión Comunal y Atención Ciudadana de la ciudad.

En Palermo

Delimitado por República de la India y Ugarteche es uno de los más cotizados de la ciudad, conformado por construcciones de 35 años, aproximadamente, aunque la oferta actual se encuentra por debajo de los 15 años y con amenities. "En el bulevar Cerviño hoy existen desde unidades a estrenar con amenities que llegan a los 4200 dólares el m2 hasta departamentos en edificios de más de 30 años con valores de publicación por m2 que oscilan entre los 2700 y 3200 dólares, según su disposición y estado general. En relación con la disposición, aquellas unidades que miran al frente y que, por ende, tienen vista al bulevar suelen cotizar entre un 10% y 15% más que las que están orientadas al contrafrente", explicó Soldati.

Esta preferencia por el bulevar, que eligen en general familias con uno o más hijos y un alto nivel de ingresos, se refleja en una diferencia de precio de entre el 10% y 20% por encima de la media del resto de las calles de la zona. En el mismo barrio de Palermo, pero cercano a la zona neurálgica de Coronel Díaz y Santa Fe, se encuentra el bulevar Charcas, que comienza en su intersección con Coronel Díaz y termina en Jerónimo Salguero. A este bulevar lo eligen en particular matrimonios jóvenes con hijos chicos y en general aquellos que buscan vivir en una vivienda bien iluminada.

Francisco Balsano, titular de la firma Balsano Propiedades, detalló: "En el bulevar Charcas, el promedio del m2 es de 37.500 pesos. En una calle lateral como Vidt, el precio ronda los 34.000 pesos por m2".

En otro sector de la ciudad se encuentra el bulevar Los Incas. Más extenso que los anteriores y uno de los más anchos de la ciudad, nace desde la avenida Elcano, en su intersección con la avenida Cramer y el puente sobre las vías del ferrocarril Mitre, y termina en Villa Ortúzar, en la avenida Álvarez Thomas.

"Lo más atractivo es que no hay más posibilidades de construcción salvo reemplazar lo existente por algo nuevo, siempre respetando las estrictas normas y logrando la misma estética de un barrio residencial. Esto otorga previsibilidad y asegura la inversión. Nadie verá afectado nunca sus hermosos pulmones de manzana y la fisonomía de sus paseos y calles. Esto hace que no sólo en el bulevar, sino en todo el barrio, las propiedades tengan este único entorno", explicó Mariano Oppel, titular de Oppel Inmuebles. Esta zona y sus alrededores mantienen un paisaje arbolado y residencial, con baja densidad poblacional, con construcciones que guardan armonía con el paisaje, en su mayoría casas de estilo inglés. Muchos de los edificios son de pocos pisos, de difícil reposición.

En cuanto a los valores, Oppel comentó: "Es difícil estimar valores porque no hay dos casas iguales. El m2 de tierra sobre el bulevar puede valer entre 1000 y 1200 dólares el m2. De ahí en más habrá que valorar lo construido, su estado y la calidad de sus materiales. Y un departamento usado, según sus cualidades frente a este espacio verde, puede oscilar entre 2000 y 2400 dólares el m2".


Fuente:
www.lanacion.com.ar


www.oppelarquitectura.com.ar

Copyright © 2014 Oppel Arquitectura.
Todos los derechos reservados

//

© OPPEL 2012 HOME