16

AGO

AMENITIES
EN LA OFICINA

El progresivo aumento de la incorporación de las generaciones jóvenes al mercado laboral ha provocado grandes cambios en la forma de entender el trabajo. Ahora se ha hecho evidente para las empresas que es necesario buscar nuevas fórmulas para retener y atraer a los jóvenes talentos.

Conscientes de que el diseño de los espacios de trabajo tiene un impacto directo sobre la productividad, la satisfacción y la productividad de las personas, los servicios que las organizaciones brindan a sus empleados están en constante evolución. Salas de descanso, espacio multiusos, gimnasio, salas de brainstorming, guardería y sala de lactancia, son solo algunas de las propuestas de los nuevos entornos laborales.

Si bien son muchos los factores que una organización considera para determinar qué espacios serán los más apropiados para su negocio y, obviamente, su cultura, sin duda el más importante será el impacto que estas amenities tendrán en la productividad laboral y cómo afectarán a la experiencia de trabajo en el día a día.

Promoviendo la salud

Está demostrado que la inclusión de programas de salud en el trabajo tiene una serie de resultados económicos y empresariales altamente positivos. De manera directa, se observa una mejora del estado de salud general y del estado de ánimo de las personas y se reducen las lesiones y accidentes relacionados con el trabajo; a su vez, estas políticas influyen en la reducción de ausentismo, del aumento de la productividad y hasta mejora la imagen corporativa.

Los chicos quieren divertirse

Actualmente, en un mercado de trabajo hipercompetitivo, las empresas están buscando métodos alternativos a la remuneración como una forma de incentivar, motivar y retener a sus empleados.

Las tendencias indican que, más allá del dinero, para los trabajadores jóvenes es importante divertirse en el trabajo. En efecto, los integrantes de la “Generación Y” consideran que la diversión en el lugar de trabajo es un requisito, no solo un beneficio. Por lo tanto, las empresas empiezan a reconocer la necesidad de crear un ambiente de trabajo lúdico y creativo para reclutar y retener una fuerza laboral talentosa.

Algunos estudios también sugieren que la diversión en el lugar de trabajo es una herramienta de bajo costo para mejorar el sentido de pertenencia, al mismo tiempo que promueve la satisfacción laboral y mejora el estado de ánimo de los trabajadores.

Las actividades lúdicas pueden ser una liberación necesaria para combatir el estrés en la oficina, contribuir en el aprendizaje, aumentar la productividad y bajar los niveles de ausentismo. Asimismo, influyen positivamente en la comunicación y promueven una cultura compartida, impulsando la participación y la interconexión.

En definitiva, las empresas que ofrecen distinto tipo de amenities y servicios complementarios para satisfacer las necesidades físicas y psicológicas de sus empleados pueden obtener grandes beneficios debido a que estas tienen, sin lugar a duda, una influencia positiva en el desempeño y pueden contribuir de manera significativa a generar altos niveles de compromiso.





Fuente:
www.arquimaster.com.ar



www.oppelarquitectura.com.ar

Copyright © 2012 Oppel Arquitectura.
Todos los derechos reservados

//

© OPPEL 2012 HOME